La influencia de las redes sociales en los procesos electorales de EU, Medio Oriente y España.

Hoy en día las campañas políticas se llevarán más en las redes sociales que en los medios tradicionales, para los políticos es más fácil llegar a los segmentos poblacionales diferentes.

Diplomado en e-Marketing Político y Nuevas Tecnologías

Por Iris Adriana Zurita

Introducción

Con el surgimiento de las redes sociales se ha democratizado y masificado el poder de opinión y debate de la información. En la actualidad, y gracias a estos nuevos medios, cualquier persona puede convertirse en reportero de lo que acontece en su comunidad, en fuente de información y su mensaje es escuchado más que nunca por más receptores.

Esto ha dado vida a la ciudadanía abstencionista. La facilidad que representa estar sentado frente a la computadora comentando en una red social, reenviando un correo electrónico o informándose por medio de un podcast, ha brindado la posibilidad a una sociedad cansada de la información dominada por grupos económicos o politicos y preocupada por resolver sus mínimas necesidades económicas de incursionar en espacios poco explorados voluntariamente, como es la participación ciudadana o el debate político a cualquier nivel. Los blogs y comentarios “posteados” en herramientas como Facebook

Ver la entrada original 1.349 palabras más

Anuncios

La recomendación de esta semana: El Blog de El Boom Latinoamericano-Liberoamericano.

Muchos investigadores y críticos de arte afirman que el Boom tuvo sus inicios entre los años de 1960 y 1970 y se remiten a la publicación de Rayuela que fue publicada en 1963, otros prefieren enmarcarlo con la publicación de La ciudad y los perros de Mario Vargas Llosa, otros se remontan a años atrás con Hombres de maíz de Miguel Ángel Asturias en 1949 o con El señor presidente publicada en 1946, y más atrás aún con El pozo de Juan Carlos Onetti en 1939, sin embargo no es un año específico lo que da la importancia a este fenómeno de las letras si no la identidad que adquiere a través del lenguaje que propone.

a través de El Boom latinoamericano — Liberoamérica

¡Latinoamerica!

Un Latinoamericano es aquel que nació tocando la tierra con sus pies, labro la tierra con su manos y recolecto las riquezas de esta tierra con su espalda, es una persona que vive de sueños reales día a día por un futuro mejor, es aquel que antes de comer, piensa si los demás ya lo hicierón, es una persona que vive de día y muere de noche trabajando por un futuro mejor para todos.

Un Latinoamericano es el que se rompe la frente ante las adversidades de una sociedad dividida, es el que llama hermano a todo aquel que le brinda su mano, la razón y la alegría están de su lado, el cariño y la reconciliación son sus armas para la paz mundial, cuenta con los conocimientos de valor e historia plagadas de guerras e insurrecciones, su historia está escrita con sangre de guerreros históricos, su piel es moldeada con revolución y lucha de miles, es el que ayuda a mantener el sistema impuesto por otros, para beneficio de unos cuantos, el Latinoamericano desciende del mismo sol que lo baña todas las mañanas de oro y diamantes.

Un Latinoamericano es revolucionario por naturaleza, guerrero por obligación y amante de su familia, las causas justas son su grito de batalla, es el animal feroz que los dioses liberaron para descubrir y defender las riquezas de su mundo, los Latinoamericanos expresan sus riquezas en sonrisas, baile y abrazos, otorgan el placer de servir a los pueblos por amor y no por lastima, cada Latinoamericano es dueño de su propia tierra y la comparte con los demás por tradición, una tradición que otros la hicieron obligación y esclavitud.

El Latinoamericano esta forjado con las vestiduras de volcanes, ríos y lagos majestuosos e inverosímiles forjados por DIOS, un Latinoamericano posee el don de llorar ante las injusticias que hacen unos pocos, tiene la característica de celebrar las victorias de sus hermanos Latinoamericanos en la distancia, su solidaridad es su arma letal ante un sistema deshumanizado, un Latinoamericano es ejemplo para la humanidad, por haberle dado sus riquezas a quien no las merece.

Un Latinoamericano es aquel que perdona pero no olvida, es el que enviste al enemigo que lo provoca y muere antes de rendirse a aquel que se dice llamar superior, un Latinoamericano es quien con una risa provoca una luz brillante que lo diferencia de quien lo difama y lo explota, un Latinoamericano eres tú, es mi hermano, es mi sangre, somos todos!
images

¡El cuento de la Política!

Tok…tok… toco el comunismo, la puerta de capitalismo, quien es pregunto la transnacional, ábreme dijo la rebelión, quien es pregunto el poder, soy yo, dijo la revolución, de dónde vienes contesto la codicia, vengo de pelear grito la libertad, no me interesa dijo un burgués, vengo a buscarte dijo la reivindicación, porque nos buscas susurro un oligarca, por equidad y deber grito la justicia, hambre y enojo dijo un rico, obra y humanidad dijo el socialismo, sufrimiento y guerra dice un militar, orgullo y lucha dijo un guerrillero, individualismo y tradición dijo la ley, amor e inclusión dijo el hombre, dinero y futuro dijo la avaricia, cambio y progreso grito el desarrollo, altanería y gloria dijo el burócrata, tu fin está cerca dijo la sociedad, pelea y sufrimiento dijo el sistema, sangre y sudor grito un obrero, se quema la casa gritaron… el tiempo llego, dijo la realidad.

La importancia de la política para el estado.

ImagenLa política es vital en el sostenimiento del estado ya que esta lo rige mediante la democracia, el pueblo y los políticos gobiernan el estado y en todas las formas de gobierno, sea con o sin el pueblo involucrado, la política rige al pueblo.
Ya desde la antigüedad esta preocupación por las cosas sociales fue una constante en la historia de los grupos humanos y de los pueblos: La primera manifestación de la cultura política es la justa y auténtica preocupación personal por la mejora de las condiciones del bien común actual y futuro de la colectividad en la que uno se desenvuelve.

Alguien que se queda indiferente ante esa relación social en la que se ha recibido infinidad de beneficios del conjunto de la sociedad tanto contemporánea como de todas aquellas que le han antecedido y no hace lo que esté en sus manos para tratar de promover una reciprocidad en la medida de las propias posibilidades.
Pudiera llegar a ser como una especie de zángano que sólo se beneficia de los esfuerzos de otros y no coadyuva con el más elemental principio de justicia en la construcción de mejores condiciones generales.

Constatamos que en el comportamiento individual humano y en sus repercusiones en el ámbito de lo social no es posible soslayar la importancia que tiene la libertad y el buen o mal uso que de ella hagamos las personas.
Por otra parte tampoco podemos dejar a un lado el tema de las muchas funciones que lógicamente deben darse en una sociedad a través del pluralismo sano que debe existir en grupos de seres inteligentes y libres y que por ende mantienen diversas maneras de pensar y de hacer cosas.

La sociedad humana a diferencia de los rebaños de animales no puede contener predeterminada su actuación, porque los miembros que la integran tampoco pueden ser predeterminables.
Si contemplamos a la política como la ciencia-arte de conciliar lo que en sí mismo es polémico dentro de la gran diversidad de opciones, necesidades, requerimientos y posicionamientos que de manera lógica y natural deben darse en una comunidad humana, cualquier persona que se precie de serlo, no debiera marginarse de esa justa preocupación por lo social, por lo público: por lo político en suma.

Una vez que se ha conceptualizado la perspectiva política, es necesario definir el objetivo general de una buena campaña electoral. Si bien se trata de generar las condiciones para ganar las elecciones, es necesario establecer un objetivo en los términos de la campaña en sí, eso es política; en el país por ejemplo, quienes deben y pueden gobernar deberíamos pensar en, quienes se preocupan por los demás en este sistema representativo y no participativo.
Una declaración del objetivo general difiere de la perspectiva política en que es más completa, y comprende los siguientes elementos, que son de suma importancia:
La razón de ser de la campaña; que no se mienta para ganar votos o almas para el diablo.
Los núcleos ciudadanos a los que se orienta la política y el beneficio colectivo sobre el individual, es la clave para desarrollar un país.

Los principios y los valores bajo los que se pretende operar, por ejemplo la inclusión de sectores olvidados, marginados y a veces desterrados como los migrantes que no tienen como votar.
Una declaración del objetivo general de la política en campañas electorales, es una breve (una o dos frases) representación filosófica de cómo desea que los vean los ciudadanos, partido, la oposición, sindicatos, asociaciones, grupos de interés, que solo en campaña salen abrazando a la gente humilde, por esa razón la política se ve como sucia ¿o no?.

Una declaración del objetivo general se plantea para inspirar y motivar a quienes tienen un interés marcado en el futuro del país. La declaración se plantea para proporcionar una firme guía en la toma de decisiones políticas importantes para cualquier país, pero si estas no están amparadas y justificadas por la gente, no sirven de nada a la larga y la política se vuelve vacía y prostituida, cuando debería de ser la mas pura, pues es la gente la que la hace día a día ¿o es también que la gente es impura y prostituta?.

Desde el momento en que vivimos en sociedad, toda las personas vivimos en armonía, y es cuando toda decisión de esta sociedad se vuelve política, ya que el ser humano es político por naturaleza y la naturaleza del ser humanos es ayudar a los demás ¿o será que somos todo lo contrario?.
La raíz etimológica de la palabra, viene del griego polis que significa ciudad, que era la organización básica del estado, por eso se llamaron ciudades-estado, aunque activamente solo participaban los que tenían la categoría de ciudadanos.

Es la primera organización social colectiva, y no dependiente de un solo hombre como podrían ser las monarquías (gobierno de uno), y era el que articulaba, la vida y la muerte de los ciudadanos.

Por todo eso anteriormente la participación política nuestra es tan importante para los políticos, lo ideal seria que los gobiernos debieran representar a mayorías, y no solo a élites empresariales como antes se hacia en El Salvador por ejemplo.

¿Una buena persona, o un buen político?.

No es fácil ser un buen político, de hecho en estos tiempos ya es casi imposible serlo pues lo complejo de este asunto resulta de la dificultad de poder ser (o encontrar) una buena persona y por consiguiente un buen ciudadano. La pregunta es: ¿quién realmente en estos tiempos está preocupado por serlo?, ¿cuántos de nosotros tenemos la intención y nos esforzamos día a día con el propósito de ser un buen político?  Algunos se preguntan que relación tiene la vida personal con el oficio de ser político, pero desgraciadamente es ahí donde radica el principal problema, de lo desvirtuada que se encuentra esta noble labor (que muchos hacen) ya que todos han creído o han comprado la teoría de que la vida personal no tiene absolutamente nada que ver con el trabajo que se desempeña y esa es una grave mentira que nos está llevando a perder todo lo que como nación, sociedad y seres humanos podemos lograr.

Si miramos a nuestra sociedad y reflexionamos un momento en lo difícil que muchas veces nos resulta como ciudadanos ser honestos y por consiguiente coherentes con nuestros actos y pensamientos, muchos llegaríamos a la conclusión de que la corrupción parece ser la única opción para sobrevivir y sobre todo para alcanzar lo que anhelamos: bienestar económico y un mejor nivel social, pues con trabajo arduo y esfuerzos nobles nunca llegaremos a obtenerlos, o tal vez tardemos mucho, mucho, mucho tiempo.  Irónicamente casi todos quieren ser políticos pues pareciera que son los únicos en este país que tienen la posibilidad de prosperar rápido y sin el mayor esfuerzo.  No es necesario un título universitario, ni tener una historia profesional que avale el trabajo; no se tiene un jefe que exija un horario a cumplir ni mucho menos a quien rendirle cuentas. Son libres de actuar y proceder, las leyes los protegen y pueden usarlas para obtener lo que deseen. Su sueldo no está en proporción a su capacidad ni mucho menos a lo que rindan, es mas, no tienen que ser un lideres natos.

Y por último no olvidemos las buenas relaciones, tan necesarias para conseguir después de la carrera política un buen puesto que sostenga y mantenga el tren de vida adquirido hasta el final de sus días.  Algo que llama mi atención en las personas que alcanzan el poder en un puesto político o como funcionarios públicos, es la necesidad de rodearse de personas que les digan que sí a todo, sin importar si están cometiendo un error, o si van a fracasar en lo que emprendan. La mayoría de los políticos son personas que tienen la capacidad impresionante de negar la realidad y de desvirtuarla muchas veces a su total conveniencia, y aun así conservan la sangre fría de convencer a quienes los observamos día a día detenidamente de que no lo hacen queriendo presentar sus verdades como la total realidad.

En la democracia, todos somos políticos, nadie puede excluirse, todos participamos del bien común de la sociedad: con nuestras actitudes, sueños y valores. Así mismo no podemos hablar todo el tiempo de que los políticos son corruptos y malos, pues lo son por que nosotros dejamos que lo sean, por que estamos fracasando al elegirlos y controlarlos, y por qué nosotros como ciudadanos no somos al parecer una mejor alternativa frente a ellos, pues también somos corruptos y deshonestos.  Podemos concluir que ser buen político es bastante complicado ya que ser buena persona implica una ardua labor, que por naturaleza se vuelve exigencia, ante la cual muchos nos estamos volviendo sordos, a esto agregamos que muchas personas hablan mal de ellos sin tener el menor fundamento de la calidad de personas que son: en su hogar, familia, respetuosos y con un alto sentido de responsabilidad para con nuestro pueblo.